CGT consigue cerrar otra oficina-zulo en el sector ferroviario

Una vez más, las empresas públicas ADIF y RENFE han vuelto a abusar de los trabajadores subcontratados, en este caso en oficinas.

Una vez más, CGT se ha empleado a fondo y hasta el final para defender a est@s compañer@s. Una vez más, hemos conseguido una pequeña victoria que nos anima a seguir luchando para acabar con abusos que no deberían darse en ninguna empresa en nuestro país, pero menos aún en empresas públicas como ADIF y RENFE.

En la dependencia de Delicias-Madrid, ADIF tenía hacinados a un grupo de trabajadores de una contrata en un antiguo almacén, apenas un pasillo ancho, sin ventilación suficiente. En esta sala tan reducida, los trabajadores afectados se veían obligados a realizar turnos de mañana tarde y noche durante los 365 días del año, en un ambiente asfixiante, en el que algunas noches tenían que trabajar hasta 6 personas, cuando apenas había espacio suficiente para dos personas. Desde CGT reclamamos a la dirección de ADIF que pusiera fin a este abuso inhumano y lo que obtuvimos fue el habitual pack de excusas (Lo hemos oído tantas veces que empezamos a pensar que lo venden en alguna consultoría neoliberal de Recursos Humanos):

“¿por qué os preocupáis de estos trabajadores si no son de ADIF? / ellos están ahí porque quieren / no tenemos otro sitio / ojo con reclamar porque acabarán en otro sitio peor o en la calle / no es responsabilidad nuestra, pertenecen a otra dirección general”

Ante esta respuesta, desde CGT denunciamos a la Inspección de Trabajo. Han sido necesarias varias visitas, varias reuniones, varias denuncias y mucho más tiempo del que hubiéramos deseado, pero al final, los trabajadores y las trabajadoras del ferrocarril hemos ganado:

ADIF se ha visto obligada a cerrar el antiguo almacén convertido en oficina-zulo.

L@s compañer@s afectados han sido trasladados a una oficina decente, con suficiente espacio, ventilación y climatización. Desgraciadamente esta no es la primera vez.

En esta misma dependencia, en los últimos años, hemos luchado contra situaciones similares, en la mayoría de ellas desde la colaboración de los delegados de CGT de ADIF y RENFE:

  • Sala de la planta -2 (RENFE): se trataba de un antiguo almacén, con espacio suficiente, pero sin ventilación ni salidas de emergencia suficientes. En ella trabajaban más de veinte compañeros de distintas contratas informáticas de RENFE. Tras varias reclamaciones y denuncias, conseguimos cerrar la sala y que los compañeros fueran trasladados a oficinas dignas.
  • Antiguo almacén no 13 del edificio antiguo (RENFE): en este antiguo almacén, RENFE colocó 6 mesas para colocar a otros tantos trabajadores, sin preocuparse de la ventilación y la climatización. Cuando reclamamos, el jefe y la jefa de RENFE responsables de este abuso nos dijeron “Que abran la puerta que da al pasillo si necesitan aire”. La inspección de trabajo obligó a RENFE a cerrar el almacén. Los trabajadores fueron trasladados a oficinas decentes.
  • Sala del pasillo del edificio antiguo (RENFE): En el final de un pasillo, RENFE tuvo la brillante idea de levantar una pared de pladur y crear así una nueva sala. Lo único que olvidaron los avispados directivos fueron algunas cosas “sin importancia” como ventilación, climatización y salidas de emergencia. Tras una denuncia, RENFE cerró la sala.
  • Mostrador del conserje del edificio histórico (ADIF): Un espacio lleno de humedades, sin climatización, con ventanas que no cerraban y dejaban entrar el aire en invierno. En este caso, no hizo falta denuncia, y tras reclamar a la dirección de ADIF, el responsable hizo lo correcto y se encargó de adecentar el espacio, que hoy tiene condiciones dignas. Ojalá el comportamiento de los responsables de ADIF y RENFE fuera siempre este.
  • Mostrador de vigilantes del edificio principal (RENFE). En este mostrador los vigilantes, que trabajaban en turnos de mañana, tarde y noche los 365 días el año, estaban sometidos a bajas temperaturas (inferiores a 10ºC) y a corrientes de aire frío en invierno y a temperaturas muy altas en verano (superiores a 30ºC). Estas condiciones abusivas provocaron el desmayo de una compañera en su puesto de trabajo debido a las altas temperaturas. RENFE se negó a adecentar el espacio y desde CGT y SF denunciamos a la inspección de trabajo, consiguiendo así que RENFE instalara mamparas para cerrar el espacio e instalara también climatización de frío y calor.

El cierre de la oficina-zulo del sótano -1 de Delicias-Madrid es un nuevo avance en la defensa de las condiciones laborales dignas en el ferrocarril. Desde CGT celebramos esta nueva pequeña victoria del sindicalismo luchador y nos reafirmamos en que seguiremos defendiendo a nuestros compañer@s de contratas que trabajan en el ferrocarril.

Porque son igual de ferroviarios que los demás. Porque son quienes peores condiciones tienen y quienes más necesitan el sindicalismo de participación y de lucha que intenta desarrollar la CGT. Porque es lo correcto. Porque o nos salvamos tod@s l@s ferroviari@s o caeremos tod@s. Porque pensar que las condiciones de los compañeros subcontratados se pueden degradar y que al final no nos va a afectar a las plantillas de ADIF y de RENFE es hacer el avestruz. Porque en la CGT nunca bajaremos la cabeza ante los abusos. No dejaremos a nadie atrás.

SEGUIREMOS LUCHANDO POR CONDICIONES DIGNAS PARA TOD@S. NO DEJAREMOS A NADIE ATRÁS!!!!!

Comunicado 10. Sección Sindical Madrid SFF-CGT. Fecha 15/12/2020

0 0 vote
Article Rating
Suscribete
Notificar
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Tema BCF de aThemeArt - Funciona gracias a WordPress.
VOLVER ARRIBA